Sebastián Santana

el

DISEÑO GRÁFICO // URUGUAY

www.sebastiansantana.com

Blog

¿Por qué elegiste el diseño como una Carrera en tu vida?
Porque quería trabajar de algo que más o menos me gustara, y si bien la actividad que prefiero es la ilustración en sí misma y los trabajos que vinculan dibujo a diseño gráfico (como los carteles, las tapas de discos y libros, por ejemplo), cuando empecé a vincularme con el diseño tenía la idea de que iba a tener más trabajo como diseñador gráfico que como dibujante (algo que he comprobado con el paso del tiempo y los trabajos).
Esto, sumado a que siempre le presté atención a las diferencias entre las piezas (libros, revistas, publicidades de todo tipo) que entendía como lindas de las que entendía como feas, hablando en términos básicos, y sobre estas observaciones y las reflexiones posteriores, me sedujo la intención de ser una persona que pudiera hacer piezas de la primer categoría. En este sentido, mi trabajo como ilustrador ha sido siempre determinante, ya que es del dibujo y sus reglas de donde he tomado los elementos básicos para convertirme en diseñador gráfico.

¿En que medida tu crees que ser un diseñador latinoamericano te distingue y destaca de otros diseñadores en el mundo?
No creo que desde ningún espacio geográfico específico se consiga un particular destaque o marca de distinción (sin dejar de reconocer que casi cualquier cosa que venga de los centros rectores de la economía occidental va a tener un particular destaque, una casi obligación a hacer foco sobre esa producción). Pero sí considero que dadas las particularidades de la historia Suramericana (países jóvenes hechos en base a migraciones y conquistas, existencia de culturas complejas previas y que subsisten o dejaron importantes registros, gran variedad en la naturaleza) se puede producir con un pensamiento y un marco conceptual particular. Entonces, si se trabaja estudiando la riqueza de lo local, necesariamente se producirá con una riqueza particular, con una perspectiva única. Qué destaque tendrá eso en el resto del mundo es un asunto más ligado a variables económicas que otra cosa. Hay que ser honesto con el sentido del trabajo y el contexto en el que se realiza, y buscar que funcione.

¿Cómo ves el diseño en tu país?
Desde hace años lo veo en igualdad de condiciones respeto al diseño en cualquier otro país, más allá de las limitaciones económicas para elaborar determinado tipos de productos especialmente caros. Y también lo veo, en muchos casos, muy similar a lo que se hace en cualquier otro lugar del mundo, sin terminar de definir una pertenencia a una historia y tiempo, algo que considero es un asunto global, bueno o malo según como se mire.
Pero también, como en muchos ámbitos profesionales uruguayos hay una curiosa mezcla de improvisación, autodidactismo, ensayo y error en la historia de la profesión. Ahora se puede estudiar diseño gráfico en profundidad (no sólo aprender a usar dos o tres programas) tanto en el ámbito público como privado, pero esto es casi una novedad. Tenemos sobre todo una producción hecha en base a intenciones personales o de pequeños grupos, que desarrolló no se si una escuela, pero sí un montón de materiales muy valiosos para ser estudiados.

¿Cuál es tu fórmula íntima e ideal de trabajo para ser más efectivo al momento de diseñar?
Silencio, papel, lápiz y una computadora a una distancia prudente. Y objetos varios, que selecciono en base al cliente o el trabajo, para tener a mano como talismanes, referencias o elementos a integrar en la pieza final.

¿Cuáles son los errores más comunes que cometen algunos diseñadores al momento de encarar un proyecto de diseño?
Sólo puedo hablar de mi experiencia, porque es la que más conozco y sobre la que más he reflexionado. Pero tengo una buena lista de errores que intento recordar para no volver a cometer.

    • terminar una pieza y mandarla por correo enseguida.
    • intentar presentar un trabajo por correo electrónico, en vez de hacerlo de forma presencial.
    • mostrar bocetos muy básicos
    • presentar demasiadas opciones. De hecho, presentar más de una opción a determinados clientes (entender y trabajar desde el vínculo con el cliente es fundamental para ver cómo trabajar, hasta dónde ir en los deseos e intenciones personales, más allá del pedido concreto).
    • responder demasiado rápido los correos.

En suma, muchos de los errores que cometo están ligados a la velocidad con la que se mueve la información hoy, que no es la misma velocidad con la que se trabaja, y mucho menos con la velocidad con la que se piensa. Hay que respetar el tiempo ajeno, pero sobre todo el propio.

¿Qué consejo darías a una persona que está por elegir esta carrera o empezando a trabajar en ella?
Dar consejos es estar seguro de algo, y de las pocas cosas de las que estoy seguro después de unos 15 años de trabajo es de que hay que desarrollar un vínculo concreto con cada cliente, respetuoso pero también con cierta intimidad, sobre todo para entender qué dice con lo que dice el cliente, qué pide con lo que pide.
Además, estoy seguro que el uso del lápiz y el papel es fundamental, sobre todo para la primera etapa del trabajo de diseño. Bocetar, escribir en los bordes, arrugar o romper pruebas, guardar apuntes sueltos en una caja, que siempre pueden ser útiles en el momento menos esperado.
Y sobre lo dicho antes: respetar el tiempo ajeno y el propio. Entregar en fecha y exigir el pago de la misma forma. Atender a las formalidades del trabajo, las cuentas claras, pagar los impuestos correspondientes, esas cosas.
Y conocer a los colegas, intentar reunirse, intercambiar ideas, trabajos hechos y sobre todo procesos, aprender juntos de la experiencia de cada cual.

Los 5 libros importantes que todo diseñador debe leer:

Mi formación es muy desprolija en términos de orden y bibliografía, algo que no me cuesta reconocer, aunque lo hago con cierta vergüenza. Pensando de memoria en libros que han influido en mi trabajo como diseñador puedo listar “El arte”, de Auguste Rodín, el Diccionario de la Real Academia Española, el Breve Diccionario Epistemológico de la Lengua Castellana, de Joan Corominas, el Latin American Graphic Design de Taschen y el Diccionario del Diablo, de Ambrose Bierce. En suma, por lo que a mí respecta considero más importantes las lecturas y consultas de materiales que exijan el pensamiento abstracto que los referidos directamente a la profesión, ya que lo fundamental en este trabajo es la búsqueda elaboración de un sentido, la funcionalidad y la utilidad y, en última instancia, la forma. En última instancia, digo, porque es inevitable que uno tendrá que analizarla y elaborarla luego, por lo tanto siempre vendrá. Pero qué cosa diga esa forma, es lo primero que hay que estudiar.

Las 5 personas que todo diseñador debe conocer:

  • Wassily Kandinksy
  • Milton Glaser
  • Alejandro Ros
  • Ayax Barnes
  • Gerd Arntz

Tu frase motivadora favorita es:

¡A trabajar, hombre, a trabajar!
—Fernando Macer

Hay que aprender a entender qué dice con lo que dice y qué hace con lo que hace.
—Alejandro Amy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s